blade runner
blade runner

Cuando se habla de películas de culto, siempre vienen a la mente algunos títulos o, por otro lado, algunas características o condiciones que se suponen esenciales para que las películas adquieran tal estatus. Pero si hay una película que recoja todas esas características y que, además, sea de las paradigmáticas a la hora de hablar de cine de culto, ésa es Blade Runner.

blade runner posterDirigida por Ridley Scott, y estrenada en 1982, está considerada como una de las mejores películas de la era moderna, y un título absolutamente de referencia a la hora de hablar de ciencia ficción en el cine. No en vano, la historia está inspirada en una novela de Philip K. Dick, autor de referencia para los aficionados a este género que tantas historias aporta y del que el cine bebe cada vez más.

Esta novela se titulaba “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?“, pero Scott estuvo buscando un título más atractivo y potente hasta que, sobre otros textos de menor relevancia, dio con el definitivo.

Blade Runner nos sitúa en un futuro distópico, donde la ciencia ha avanzado tanto que se pueden crear copias casi exactas de los seres humanos que se dediquen a los trabajos más arriesgados. Estos seres, que reciben el nombre de replicantes, son como una versión mejorada del ser humano en el aspecto físico, pero también tienen carencias a la hora de sentir y expresar emociones. Aún así, debido a que su número ha crecido tanto en los últimos años, se acaban convirtiendo en una minoría que puede resultar peligrosa, o revoltosa al menos, y se prohíbe su presencia en La Tierra, si bien son esenciales en otras colonias fuera de nuestro planeta.

blade runnerLos Blade Runner son los encargados de buscar y detener a los replicantes que se mueven clandestinamente por La Tierra. Rick Deckard (Harrison Ford) es un Blade Runner retirado, pero tras la muerte de uno de sus antiguos compañeros, se le encarga la investigación del caso, originado por una fuga de varios replicantes último modelo.

No se puede decir que Blade Runner fuera una película que se recibiera con entusiasmo. La gente esperaba una película con mucha acción e intensidad, y cuando se encontró con ese metraje deliberadamente reposado y dispuesto para sumergir al espectador en una atmósfera negra y deprimente, se llevó una gran decepción. No es Blade Runner una película que nos vaya a levantar de nuestros asientos en cuanto a la espectacularidad y la intensidad de unas escenas de acción infinitas. Lo que pasa es que el aroma ciberpunk que se destila va poquito a poquito, y sin darnos cuenta nos va embriagando, como ese licor que al principio no agrada y cuyo regusto final satisface mucho más.

blade runner

Y, como esos licores artesanos, la segunda vez que se prueba sabe mejor, y el mercado doméstico supuso la consolidación plena de Blade Runner como un título de referencia. Tal vez es que su complejidad fuera difícil de percibir a primera vista, y fueran necesarias más pasadas para comprender la grandiosidad de su arte en plenitud. Pero eso es lo que pasó, y sigue pasando, con esta película.

El reparto no contaba con nombres conocidos en esa época, a excepción del protagonista, Harrison Ford, que ya había intervenido en La guerra de las galaxias (Star Wars), El Imperio Contraataca (The Empire Strikes Back) y En busca del arca perdida (Raiders of the Lost Ark), todas ellas muy rentables en su día y convertidas hoy en verdaderos iconos del cine de entretenimiento. Sus compañeros de rodaje no eran tan conocidos, pero vieron sus carreras despegar después de esta experiencia. Rutger Hauer ha tenido una fructífera vida laboral, que se prolonga hasta hoy en día, así como la bella Sean Young, Daryl Hannah e, incluso, Edward James Olmos.

blade runner

Como hemos dicho anteriormente, han tenido que pasar bastantes años para que el pleno reconocimiento llegara a Blade Runner. Pero, no sólo es que ahora ya encabece las clasificaciones de mejores películas de cualquiera de los géneros que toque, sino que su influencia en cuanto a estética y narración ha sido enorme. Tal vez, de manera similar a lo que le había sucedido a Scott con Alien, pocos supieron ver en ese momento el potencial y el alcance de la obra.

Ahora, más de tres décadas después, parece que tanto Ridley Scott como Harrison Ford han decidido dar un paso adelante y rodar una secuela de Blade Runner, contando incluso con el guionista original de la película. No se ha confirmado a Scott en la dirección, pero sí en la producción, y sí parece definitivo que Ford vuelva a protagonizar la historia. Lo que más tardaremos en poder confirmar será si se convierte en una secuela digna de su predecesora o si, por el contrario, en una excusa vergonzante para recaudar a costa de los incondicionales del género y de la Blade Runner de culto.

blade runner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Compártelo!