cuenta conmigo stand by me
cuenta conmigo stand by me

Cuenta conmigo (Stand by me) es una película dirigida por Rob Reiner en 1986 y protagonizada por Wil WheatonRiver PhoenixCorey Feldman, Jerry O’ConnellKiefer Sutherland.

cuenta conmigo stand by me

Cuenta conmigo está basada en The Body, una novela con tintes autobiográficos de Stephen King. Y esto de los tintes autobiográficos bien puede ser cierto, ya que es una historia narrada con cariño y con nostalgia, aunque uno nunca se puede fiar del todo de estos argumentos. Pero, realmente es un cuento con niños desde un punto de vista adulto, explicado con la madurez necesaria como para saber destacar los aspectos entrañables de la infancia y, también, para distanciarse lo suficiente y que se vea como una etapa en el camino de la vida; una etapa que se disfruta como la que más, pero que todos dejamos atrás y superamos.

Cuatro jóvenes amigos, con unas circunstancias bastante difíciles en lo personal, sobre todo de alguno de ellos, deciden emprender una pequeña aventura en busca del cadáver de un chico desaparecido unos días antes. Al final, esta aventura les sirve para aprender, madurar, y darse cuenta de lo que significa una verdadera amistad en esta época de la vida que marca tanto.

Y en todo esto radica el éxito de Cuenta conmigo. El éxito a la hora de funcionar como película, me refiero, ya que logra tocarnos a todos en lo personal con las historias de unos chicos a los que, seguramente, no nos hemos parecido nunca, sobre todo por el entorno en el que se han criado, pero a los que nos acercamos con nostalgia y un pequeño deseo de haber tenido amistades así, si es que no las tuvimos.

cuenta conmigo stand by me

Éste es un paseo por la nostalgia del que nos va llevando de la mano Reiner, cual crío con una cámara y un buen gusto musical, porque algo que empieza con el “Stand by me” (el mismo título que la película en inglés) nos va a tener sentados, al menos, durante unos minutos, que luego se van convirtiendo en más y más, hasta que nos hemos tragado toda la película, emocionados y deseosos de volver a verla.

Estrenada en 1986, una generación entera de cinéfilos ya maduros  creció con ella, y la seguimos viendo con la misma pasión que el primero de los visionados. Tal vez ya no se hagan películas así, y seguro que es una de las cosas que muchos hemos pedido, o le podemos pedir a estos directores como el mismo Rob Reiner, o Spielberg, o Zemeckis, que ahora ya parecen estar a otras cosas. O, tal vez, es que el público actual no demande una Cuenta conmigo y sí musicales de instituto con estrellas de la televisión para preadolescentes.

cuenta conmigo stand by me

De todas maneras, hay que decir con orgullo que Cuenta conmigo es una de esas películas con las que muchos nos hemos criado cinematográficamente, y que por su tono argumental, y por lo épico de su historia y sus personajes, siempre nos apetece ver. Espero que estas palabras sirvan, en efecto, para hacer recordar y darle otro vistazo a unos tiempos pasados que, seguramente, siempre serán mejores.

 

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!