el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder

El apartamento (The Apartment)

el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder

El apartamento (The Apartment) es una película dirigida por Billy Wilder en 1960, y protagonizada por Jack Lemmon, Shirley McLaine y Fred MacMurray. Ganadora de cinco Oscars en su momento, El apartamento ha permanecido como una de las películas más conocidas de su director, que son muchas realmente, y, también, como una de las más grandes comedias dramáticas que se han realizado en la historia del cine.

el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder poster

Si en otras ocasiones hemos hablado de la maestría de Wilder a la hora de manejar distintos géneros, aunque siempre basándose en un guión espléndido, aquí no podemos sino refrendar esas afirmaciones. A Wilder muchas veces se le recuerda como un gran director de comedias y, efectivamente, lo era. Y gran parte de la culpa de esto la tiene El apartamento. Haciendo gala de una dirección sencilla y amigable, y de un guión que parece lo mismo, aunque en el fondo no lo sea, debido a la suavidad y naturaleza con la que va presentando los hechos.

Y es que, una vez más, se demuestra que con una buena historia no hacen falta demasiadas estridencias para que la película funcione. No es que sea sencillo hacer una obra maestra sólo con un buen guión, pero hay que hacer muchas cosas muy mal para que se dé lo contrario. En El apartamento, por suerte, no sólo se hacen las cosas de manera correcta desde todos los lados, sino que se hacen bien. Por eso se ha mantenido más de medio siglo así.

el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder

C. C. Baxter (Lemmon) es un trabajador de una gran empresa que ve como su vida pasa entre papeles y máquinas de escribir, mientras el resto de las horas las pasa solo en su apartamento. Pero, precisamente, es éste la llave de su ascenso laboral, de la misma manera que la llave del apartamento es la que va pasando de mano en mano entre sus jefes para que puedan acudir allí a cumplir con sus ligoteos.

La otra parte de la historia viene por la ascensorista Frank Kubelik (McLaine), a la que Baxter ve y saluda todos los días, y de la que está secretamente enamorado. Ella es una buena chica, y parece querer corresponder a nuestro querido protagonista, pero también pasa por un conflicto romántico con uno de los jefes de él (MacMurray).

el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder

Con este cuarteto protagonista, de tres personajes y un apartamento, es como Wilder consigue formar una historia atractiva por el planteamiento, adictiva por el perfecto ritmo que imprime, y entretenida por su calidad de diálogos, presentaciones y toques cómicos.

La pareja protagonista funciona a la perfección, con una química pocas veces superada por parejas dentro del cine. Lemmon confirmó aquí su buena relación laboral con Wilder, del que fue actor fetiche durante muchos años, y McLaine deslumbra con su rostro de inocencia y sinceridad, dándole a Frank Kubelik un aura que ha inspirado a muchos y muchas después.

el apartamento the apartment piso de soltero billy wilder

El apartamento fue un éxito en taquilla, multiplicando casi por diez su presupuesto y, también, saliendo triunfadora en los Oscar, los Globos de Oro y los BAFTA de ese año.

Hoy en día, da la sensación de que, a pesar de tener ya sus años, y de que los tonos en las comedias dramáticas y románticas ha cambiado bastante, sigue resultando como un clásico infalible, atemporal, y que se suele convertir en una de esas recomendaciones que nunca fallan para los que están interesados en conocer películas alejadas de los estrenos recientes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Compártelo!