gran hotel budapest
gran hotel budapest

El gran hotel Budapest (The Grand Budapest Hotel) es una película de Wes Anderson, muy fiel a su estilo y estética, y la causante de que este director haya pasado ya a formar parte de los considerados por el gran público.

gran hotel budapest poster

Digo esto porque, a pesar de que Anderson ya lleve unos cuantos años haciendo películas, y siempre se haya caracterizado por un tipo de historias agradables, cómicas y entrañables, había mucha gente que, tal vez por poca curiosidad e investigación cinéfila, aún no había caído en sus redes.

El gran hotel Budapest no traiciona ninguno de los principios de Anderson a la hora de hacer cine. Es más, para los que hayan estado pendientes de su filmografía en los últimos años, no causa ninguna de esas sorpresas y motivaciones que parece que muchos hayan descubierto con ella. Y es que llega a parecer injusto que nadie le prestara esta atención hasta este año. Tan injusto que, a pesar de que El gran hotel Budapest sea una buena película, da la impresión de que su gran presencia en las nominaciones a los Oscar haya sido una suerte de compensación por tantos años de olvido e ignorancia hacia este tipo de cine.

gran hotel budapest

Cuando uno repasa los títulos anteriores de Wes Anderson se da cuenta de que siempre cuenta con un reparto espectacular, y que muchos de sus actores le son fieles en los continuos proyectos que suele proponer. Desde los inicios ha ido contando con Bill Murray, Luke y Owen Wilson, Anjelica Huston, Willem Dafoe o Adrien Brody, por poner unos breves ejemplos, y eso quiere decir mucho.

El gran hotel Budapest nos cuenta la historia de Gustave H. (Ralph Fiennes), un gerente de un Hotel en la época de entreguerras, a través de las palabras del que fuera su discípulo avanzado, Zero Moustafa (Tony Revolori), y de su involucración en el robo de una pintura valiosísima, que acaba implicando a muchas partes y gracias a lo cual aparecen en escena multitud de personajes, cada uno más original y gracioso que el anterior.

gran hotel budapest

De nuevo lo ha hecho Anderson: sobre una historia más o menos simple, es capaz de construir un argumento sólido, enriquecido enormemente por personajes de los que destaca siempre sus manías, a modo de caricatura simpática, y todo ello edificado en una preciosa puesta en escena visual, con ese gusto tan personal por la simetría en cada plano y por unos movimientos de cámara lineales y sencillos, pero a la vez armónicos, que nos hacen sentir como en un cuento.

Además de esos dos protagonistas ya nombrados, por El gran hotel Budapest y sus alrededores vamos a ver desfilar a gente como Edward Norton, Jeff Goldblum, Jude Law, Willem Dafoe, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton o Harvey Keitel. Es una delicia ver a tantos actores buenos participar en una película como ésta.

gran hotel budapest

En conclusión, El gran hotel Budapest es una película muy interesante y muy agradable de ver. Tan agradable como, repito, las anteriores películas de su director que parecían tan escondidas para ciertos personajes de la Academia. Tal vez por eso me sorprenda su nominación, no tanto por injusta, sino por destiempo. Pero, al menos, se agradece que haya llegado y que, además, haya una comedia como firme candidata al premio a mejor película.

 

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!