el infierno del odio

El infierno del odio

el infierno del odio

El infierno del odio (Tengoku to Jigoku) es una película dirigida por Akira Kurosawa en 1963, e interpretada por Toshiro Mifune, Tatsura Nakadai y Tutsomu Yamazaki.

el infierno del odio poster

En ella se nos cuenta la historia de Kingo Gondo, un directivo (Mifune) que tiene grandes planes para hacerse con el control económico de la empresa donde trabaja desde hace años. Para ello, lleva mucho tiempo ahorrando y ha decidido que es el momento de comprar un gran paquete de acciones para obtener más poder de decisión en la que considera su casa. Pero en ese momento, secuestran a su hijo, y le piden una cantidad desorbitada por el rescate. Hasta aquí, lo normal, ya que Gondo no duda sobre lo que tiene que hacer. Entonces es cuando su hijo aparece y se descubre que el secuestrador se ha llevado equivocadamente al hijo del chófer. Aquí el dilema que se le plantea, al no ser su hijo, de pagar y salvarle la vida al crío o arruinarse completamente echando por tierra todos los planes de su vida.

Con un estilo sobrio y pausado, más característico del cine asiático que del occidental, aunque también más propio del cine de hace medio siglo, El infierno del odio se nos va abriendo como una historia muy dura, en la que personajes y trama no tienen prisa con respecto al espectador, pero hay algo detrás que nos muestra, si no prisa, ansia. Porque ésa es la sensación que tienen los personajes, y de esa manera es como tenemos que sentirnos los espectadores ante los conflictos presentados. No es que se haga larga, ni eterna, para nada. Es que, en una situación así, los minutos se hacen horas, y las horas días. ¿Por qué acelerar el ritmo entonces? Además, son japoneses, y estas cosas las suelen llevar con otro tempo.

el infierno del odio

Pero no nos confundamos. No se trata de saber si salvan o no al niño. No es una película que juegue a descubrir si el protagonista va a hacer lo correcto o va a ser egoísta. Aquí lo que intentamos descubrir es el por qué del mal. Ésa es la verdadera pregunta que subyace desde el principio, cuando uno no ve claras las razones de que se cometa tal delito. Y esto es lo que Kurosawa, con la ayuda de un actor magistral como Mifune en el papel principal, intenta expresar. A lo largo de la película se va viendo como, a excepción del antagonista, todos los personajes tienen un fondo noble, algunos más fríos y otros más expresivos, pero sin nadie que haga ver o sentir ese odio que, de todas maneras, percibimos ya desde el título de la película.

el infierno del odio

Y es éste, el título, el que nos acaba explicando de alguna manera la razón del film. Sólo aquel que vive en un odio tan grande que llega a ser irracional puede entender esas acciones. Y el resto de la gente seguiremos pensando que vivir así es vivir en un infierno. El infierno del odio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This