el ladron de orquideas adaptation

El ladrón de orquídeas

el ladron de orquideas adaptation

El ladrón de orquídeas (Adaptation) es una película dirigida por Spike Jonze en 2002 y protagonizada por Nicolas Cage, Meryl Streep, Chris Cooper y Nicolas Cage. Sí, he dicho dos veces Nicolas Cage, porque aunque sea un actor muy poco valorado, aquí no sólo hace su mejor papel, sino que hace sus dos mejores papeles, encarnando a los gemelos, uno real y otro imaginario, Kaufman. Sí, Kaufman también, como el guionista que escribió la película, que juega con y da sentido a su vocación como nunca antes se ha visto en la historia del cine.

el ladron de orquideas adaptation poster

Y es que Charlie Kaufman es un guionista que ha visto como por fin le llegaba un gran reconocimiento de crítica y público con su última película, Cómo ser John Malkovich. Pero considera que ha dejado el listón muy alto, y que la gente va a esperar algo grandioso de él para su siguiente obra, lo cual le deja en un estado semi depresivo y sin ideas. Quiere escribir algo original y que rompa con todo lo establecido anteriormente, y para ello se decide a adaptar un libro sobre orquídeas escrito por Susan Orlean (Streep). Pero ésta, ocultamente, está relacionada con un traficante de flores (Cooper), e inmersa en una vida un poco más chunga de lo que públicamente aparenta.

A su vez, el hermano gemelo (e imaginario, claro está) de Charlie, Donald, quiere ser guionista como su hermano, y pretende escribir un gran éxito de taquilla sin ningún complejo comercial, lo cual repatea al pobre Charlie. Pero, ante la falta de inspiración, acaba haciendo caso a Donald y se apunta a un curso de guionistas dirigido por el famoso Robert McKee, un teórico que, sin ningún escrúpulo, asegura que todas las películas pueden tratar y contener lo que sea y, a la vez, funcionar siempre que su final sea feliz.

el ladron de orquideas adaptation

Escandalizado por tales propuestas guionísticas, Charlie sigue en busca de su inspiración, sin que vayamos aquí a avanzar nada más en lo que la historia cuenta, porque ya nos metemos en terreno de spoiler y no es plan. Lo que sí es plan es decir que El ladrón de orquídeas es una de las películas más originales de las últimas décadas, sobre todo por la historia que cuenta, en la que hay de todo, desde acción, drama, y romanticismo hasta mucho humor, sobre todo negro.

Es sin duda uno de los guiones más brillantes jamás escrito sobre el mundo del cine, en este caso acerca de las fases más creativas de la escritura e inspiración, y también contiene las mejores interpretaciones de las carreras de Cage y Cooper. Sobre Streep, sería demasiado exagerar decir tal cosa, aunque, como cualquiera se puede imaginar, ni mucho menos desentona en una trama que, por momentos, se vuelve loca de la manera más cuerda y lógica posible. O todo lo contrario.

Porque, al final, todo lo contrario de lo que propone el autor en su tesis es lo que aquí percibimos. O no; tal vez es precisamente lo que nos quiere hacer entender. Eso ya lo dejaremos a elección del consumidor. Lo que no dejaremos a elección de nadie es considerar que Kaufman plantó aquí un hito enorme en la historia de los guiones recientes y que, hasta el momento, nadie ha conseguido ir más lejos que él. Chapeau, Charlie. We love you.

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!