kikujiro
kikujiro

El verano de Kikujiro (Kikujiro No Natsu) es una película dirigida por Takeshi Kitano en 1999, y protagonizada por él mismo y el niño Yusuke Sekiguchi. Fue una película bastante innovadora dentro de la filmografía de Takeshi Kitano, ya que se apartaba de las temáticas de acción y violencia para presentarnos una historia llena de sentimientos y emociones.

kikujiroEl mismo Kitano fue el escritor de esta bonita película, en la que Masao, que vive con su abuela, quiere ir a buscar a su madre, que ya no vive con él porque se cambió de ciudad para buscar trabajo. Pero la abuela tiene que trabajar, y no puede acompañar al crío, así que son un matrimonio suyo los que se encargan de cuidarle y, en concreto, el hombre, Kikujiro, quien le va a acompañar en su búsqueda.

La clave está en que Kikujiro, que parece un hombre raro y callado, es un antiguo Yakuza, y no está acostumbrado a tratar con niños ni tampoco sabe realmente cómo cuidar de un inocente y sensible Masao.

kikujiro

Así pues, en este viaje en el que acompañamos a Masao y Kikujiro de camino a la ciudad donde vive la madre del primero, vamos a ver situaciones de todo tipo. Algunas nos provocarán tristeza, otras comprensión, y alguna también nos sacará enormes carcajadas. Pero todo es de manera natural, sin forzar nada porque vamos conociendo a los personajes poco a poco y vamos viendo cómo son, creyéndonos su historia hasta el fondo, y participando en ella con todos los colores que nos va enseñando.

kikujiro

Después de revisar la filmografía de Kitano, ésta sin duda es una de sus películas más especiales. Es claramente la más distinta de todas, y puede que a muchos fans de sus otras películas no les guste, o se lleven una decepción. Pero no por ofrecer algo que no es lo típico en él deja de tener la misma calidad, o más, que las otras.

Para un servidor, no sólo fue el descubrimiento de una película genial; también supuso aprender una faceta desconocida de un cineasta que, para muchos, no sólo era conocido por sus películas sobre gángsters japoneses, sino que era el antiguo creador de Humor amarillo.

http://youtu.be/te5gmO6nj9w

En conclusión, más puntos a favor para seguir apreciando a Takeshi Kitano como un verdadero autor, que ya no es sólo que domine las tareas de escritura, dirección e interpretación, sino que también lo hace en registros que se suponía, en pasado, que no eran los suyos.

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!