peliculas carcelarias

Las mejores películas carcelarias de todos los tiempos

peliculas carcelarias

Las cárceles son uno de los escenarios más interesantes y retadores para contar historias y crear personajes interesantes. Por eso, no es de extrañar que, desde que se inventó el cine, hayan sido muchas las películas carcelarias que han apasionado a espectadores de distintas épocas y generaciones.

Algunas basadas en grandes novelas, otras pensadas directamente para la gran pantalla –y también para la pequeña más recientemente–, muchas de estas películas carcelarias se han convertido en auténticos clásicos y sus protagonistas en ídolos en los que nos gusta vernos reflejados a veces.

Si eres de los que les encanta disfrutar de este tipo de historias y que cada vez que echan una película carcelaria en la tele se queda enganchado, has llegado al lugar indicado. Tenemos preparada una lista de cine carcelario que hará las delicias de propios y extraños. Es probable que alguna ya la hayas visto, pero también hemos incluido joyitas que últimamente pasan más desapercibidas y merece la pena recordar.

Películas carcelarias que no te puedes perder

El hombre de Alcatraz (Birdman of Alcatraz, 1962)

peliculas carcelarias

La prisión más famosa de todos los tiempos probablemente haya sido la de Alcatraz, frente a la costa de San Francisco. Y su preso más famoso, salvando al mafioso Al Capone, seguramente haya sido Robert Stroud, protagonista de la historia que nos acompaña.

El escritor Thomas E. Gaddis se basó en su vida, como modelo de preso reformado gracias a su pasión por las aves para escribir una novela que, posteriormente, atrajo la atención de John Frankenheimer para ser llevada al celuloide.

El encargado de hacer de Stroud fue Burt Lancaster, en plena forma interpretativa como se puede observar, y le acompañan en esta ocasión otros dos grandes intérpretes como Karl Malden y Telly Savalas. De hecho, Lancaster y Savalas no solo atraen enormemente la vista de cualquier espectador gracias a su presencia ante la cámara, sino que también coleccionaron premios y nominaciones por este trabajo.

El puente sobre el río Kwai (The Bridge on the River Kwai, 1957)

peliculas carcelarias

Puede que no sea la mejor película de David Lean –seguramente Lawrence Of Arabia sea la más reconocida en este sentido–, pero El puente sobre el río Kwai se le queda cerca. Es una de las primeras películas que trata la dureza de los campos de prisioneros de guerra japoneses, contando la historia de un grupo de soldados a los que se les obliga a trabajar en la construcción de un puente ferroviario.

El guion lo escribieron dos proscritos por la lista negra, Carl Foreman y Michael Wilson, pero se le atribuyó inicialmente al autor de la novela en la que se basa, escrita por Pierre Boulle, autor también de otra maravilla como El planeta de los simios.

Lo que de verdad representa esta película es una tragedia épica y profundamente compleja sobre el heroísmo, el compromiso, el sacrificio, el orgullo nacional y la clase. Además, lo hace de una manera conmovedora, sorprendente y muy potente, tanto en términos emocionales como audiovisuales. Por supuesto, también nos queda el mensaje antibelicista, pero aquí la incluimos porque es una de las mejores películas carcelarias de todos los tiempos, incluso sin cárcel.

Fuga de Alcatraz (Escape From Alcatraz, 1979)

peliculas carcelarias

Oficialmente, nadie escapó jamás de la prisión de Alcatraz. Pero hubo tres personas a las que, al menos, se les reconoció que habían llegado muy lejos: Frank Morris, Clarence Anglin y John Anglin. El ingenio de estos presos hizo que, en los años sesenta, construyeran una balsa y escaparan de su celda sin que nadie supiera dónde habían terminado.

Las teorías van desde su muerte ahogados en la bahía de San Francisco hasta su llegada y asentamiento en el Brasil profundo. Sea como sea, Don Siegel trasladó su aventura a la gran pantalla con una de las mejores películas carcelarias de todos los tiempos.

Los actores protagonistas son Clint Eastwood, haciendo de Frank Morris, y Jack Thibeau y Fred Ward como los hermanos Anglin, así como Patrick McGoohan como uno de los alcaides más perversos en la historia del cine. Para algunos puristas es una película que roza los límites convencionales de su género. Nosotros preferimos quedarnos con la imagen de que es la última película que hicieron juntos Eastwood y Don Siegel y que es una de las mejores.

La gran evasión (The Great Escape, 1963)

peliculas carcelarias

Aunque mucha gente no la considere una película carcelaria, La gran evasión tiene en común los encerramientos y, como su título adelanta, la fuga. Y es que, por mucho que sea durante una guerra y que haya más alambradas que barrotes, la búsqueda de libertad es similar.

Pero no podemos negar que muchos de los recuerdos que quedan de esta película son más cercanos al cine de aventuras o de esas magníficas persecuciones. No se podía esperar menos de un título en el que Steve McQueen está tan presente. Eso sí, sin olvidar que están por ahí también otros grandes como Richard Attenborough, Charles Bronson, Donald Pleasance, James Garner y James Coburn.

Hoy en día ya está considerada como todo un clásico de culto, idónea para ver en familia o para enseñar a los que se inicien en la cinefilia. Y, cómo no, perfecta para incluir no solo en una lista como ésta, de películas carcelarias, sino en multitud más, porque sobresale en prácticamente todos los aspectos.

La evasión (Le Trou, 1960)

peliculas carcelarias

La última película del cineasta francés Jacques Becker –murió unas semanas después de que la película terminara– La evasión es una película sobre la prisión, el confinamiento y la fuga y, en este sentido, recuerda a Un condenado a muerte se ha escapado, de Bresson. La foto se centra en un joven que se ve obligado a cambiar de celda en espera de juicio. Al entrar en su nuevo cubículo, es recibido por cuatro prisioneros que han estado planeando una elaborada fuga durante meses, y se ven obligados a incluir al nuevo recluso.

Mientras que la película de Becker trata sobre las cualidades humanistas de la fraternidad, la camaradería (este es el tipo de cárcel a la que quieres que te envíen, francamente) y, en última instancia, la traición, gran parte de la película se centra silenciosamente en la propia fuga empleando largas tomas sin diálogo, con los presos cavando, golpeando y cortando, sin más. Y es en estas secuencias exactas donde más intensidad se puede encontrar uno al verla.

Pero también ayuda que Becker no utilizara actores profesionales, porque nos hace más creíbles todas esas situaciones y sensaciones, que es en el fondo lo que más importa de una película tan interior como ésta.

Un condenado a muerte se ha escapado (Un condamné à mort s’est échappé, 1956)

peliculas carcelarias

Basada en las memorias de André Devigny, miembro de la Resistencia francesa encarcelado por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, Un condenado a muerte se ha escapado es una de las obras maestras indiscutibles de Robert Bresson.

Pero esto no quiere decir que sea una cinta puramente de entretenimiento como muchas otras películas carcelarias de Hollywood. En ésta, lo que vas a encontrar es a un hombre y su determinación de encontrar el significado de sus acciones. No sabemos mucho sobre él. Solo que ya está allí.

El título también nos estropea parte de la historia, porque no es una película sobre la fuga, sino más bien sobre sus pensamientos internos, su espíritu y sus creencias. Pero lo más particular es que lo vemos todo con el lenguaje cinematográfico único de Bresson y que el propio Devigny fue asesor en la película.

El expreso de medianoche (Midnight Express, 1978)

peliculas carcelarias

Parece que muchas de las películas carcelarias más famosas, o al menos más logradas, beben de historias reales. Puede que sea porque es más fácil impactar cuando las cosas son veraces, o porque la realidad siempre supera a la ficción. Será, en el fondo, porque la crueldad humana es mucho más expresable en términos reales que sobre el papel.

Que se lo pregunten a Billy Hayes, aquel prisionero americano que, a causa de un poco de hachís, sufrió una condena tan dura en una cárcel turca que incluso el actor que lo interpretó aquí, Brad Davis, acabó pagando las consecuencias.

Oliver Stone escribió el guion para Alan Parker y a Brad Davis lo acompañaron John Hurt y Randy Quaid en la interpretación. Pero, como espectador, a cualquier buen cinéfilo le va a encantar verla y revisitarla.

Aquí lo que escribimos en su día sobre El expreso de medianoche.

Papillon (1973)

peliculas carcelarias

Papillon es una de las películas carcelarias más míticas que se pueden recordar hoy en día. Tal vez le añadamos más prestigio por esa aura setentera con dos titanes de la pantalla como eran Steve McQueen y Dustin Hoffman. Pero nadie puede discutir que la fuerza que tiene y la sensación intensa que emana toca la fibra sensible incluso después de dos horas y media.

Estamos otra vez ante una historia basada en hechos reales. Parece que no se hacen películas de la cárcel que no sean inspiradas en casos históricos. Pero esto no le quita mérito, al contrario. Es una bonita historia de dos personajes que se complementan y se apoyan para escapar de su prisión.

Muchas de las críticas que recibió se centran, precisamente, en esa larga duración que acaba agotando al espectador por tanta intensidad. Pero, ¿no es eso lo que hay que buscar en las mejores películas?

Cadena Perpetua (The Shawshank Redepmtion, 1994)

peliculas carcelarias

El caso de Cadena perpetua es muy interesante. Es una película que recibe muchas críticas por estar tremendamente sobrevalorada, pero, a la vez, es una de esas películas que le gustan a prácticamente todo el mundo. Vale, tal vez lo de IMDb sea exagerar, pero no podemos negar que la historia lo tiene todo para enganchar y la película para hacer pasar una inmejorable tarde en el sofá bajo la manta.

Escrita a partir de un relato de Stephen King, estamos ante una de las películas más logradas de Frank Darabont, que fluye ante nuestros ojos como agua entre los dedos y que va soltando retazos de personajes entrañables y momentos memorables como si le sobraran.

Podemos aceptar que no sea la mejor película de la historia e, incluso, que no sea la mejor película carcelaria de la historia. Pero, insistimos, ésta es una de las películas más agradecidas de ver y que recomendamos a todos aquellos que aún no hayan tenido la suerte de encontrársela. Aquí lo que escribimos en su día acerca de Cadena Perpetua.

La leyenda del indomable (Cool Hand Luke, 1967)

peliculas carcelarias

La leyenda del indomable no tiene por qué ser tratada solo como una película carcelaria. En realidad, podría estar ambientada en otros sitios y resultar muy efectiva siempre y cuando el personaje principal tuviera y mantuviera ese espíritu libre e indómito que le caracteriza.

Mucho de esto se lo debemos a Paul Newman, que se curró aquí a uno de sus personajes más auténticos y logrados, y lo hizo en compañía de un George Kennedy que se ganó el Oscar por su papel secundario.

Para los que se acuerdan de las mejores cosas de cada peli, la escena de los huevos. Para los que prefieren detalles más curiosos, el trabajo de Harry Dean Stanton y esa escena tan bonita bajo su voz.

Otras películas carcelarias que podrían entrar en esta lista

Todas las listas de películas tienen algo de arriesgado, porque es imposible incluirlas a todas y contentar a todos. No es ésta nuestra intención, pero como siempre hay gente que pide alguna sugerencia extra más allá de las más clásicas, intentamos satisfacer esas demandas.

Entre estas otras películas carcelarias que también consideramos muy recomendables, se encuentran: Traidor en el infierno, Celda 211, La milla verde, En el nombre del padre, La última fortaleza, Sleepers, Un profeta o Bajo el peso de la ley.

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!