los santos inocentes

Los santos inocentes

los santos inocentes

Los santos inocentes es una película española dirigida por Mario Camus en 1984 y protagonizada por Alfredo Landa, Terele Pávez, Agustín González, Juan Diego y Francisco Rabal. Está basada en la novela homónima escrita por Miguel Delibes un par de años antes y, al igual que ésta, está considerada una de las mejores obras dentro de su género de los últimos años en nuestro país.

los santos inocentes poster

Con Los santos inocentes, Delibes pretende y consigue una escenificación de las diferencias sociales que había en las zonas más rurales de España, sobre todo en aquellas partes del sur, donde los latifundios eran la forma más común en la repartición de las tierras, y unos pocos ricos tenían a su cargo o a su servicio a muchos campesinos humildes. Y, la verdad, no nos podemos quejar del resultado conseguido en su adaptación a imágenes. Ni el mismo Delibes, que se mostró satisfecho a pesar de las limitaciones que puede tener una película al adaptar una novela tan rica en detalles. Tal vez, lo más complicado en la preproducción de Los santos inocentes fuera eso, precisamente; adaptar algo escrito por Delibes suponía un reto enorme, y fue llevado a cabo por partes, durante varias semanas, por un equipo de guionistas que, como todos ya sabemos, lograron un trabajo excepcional.

Hablando de su director, Mario Camus, se puede decir que esta película es el culmen de su carrera, bastante prolífica pero con ningún hito tan alto como éste. Y es que Los santos inocentes sigue siendo, treinta años después de su estreno en las salas, una de las mejores películas de la historia del cine español, sobre todo de las últimas décadas. A esto ayuda también la grandísima labor de su reparto, en especial de los actores que más le dieron a este film y que son Francisco Rabal y Alfredo Landa, ambos auténticas leyendas del cine patrio. De Rabal nunca hubo dudas, pero Alfredo Landa había sido etiquetado en sus inicios como un actor puramente cómico, que sólo hacía películas comerciales a finales de los sesenta y principios de los setenta y que, poco a poco, pudo desprenderse de esa etiqueta para demostrar, ya desde sus trabajos en películas como El crack de José Luis Garci, que era un actor que daba para mucho más. Y el trabajo de ambos en Los santos inocentes fue reconocido no sólo a nivel local, sino incluso con un premio compartido en el Festival de Cannes.

los santos inocentes

En su día, Los santos inocentes fue la película más taquillera del cine español, con una recaudación superior a los 500 millones de pesetas de la época. Esta cifra, hoy ya superada con creces, era una buena cantidad para los años ochenta, pero lo más significativo es pensar que, hoy en día, las películas más taquilleras del cine español suelen tener unos estándares artísticos mucho menores y, salvo contadas excepciones, buscar los resultados comerciales a través de enormes campañas publicitarias y del producto de fácil consumo que aquí no vamos a nombrar.

los santos inocentes

Por desgracia, parece que hoy en día a todo el mundo le suena el título Los santos inocentes, pero su relevancia entre el gran público ya es menor, y son muchos los jóvenes que desconocen la gran calidad que atesora y que, por la temática y el tono que desprenden, no se ven atraídos. Desde aquí animamos a todos los que no la hayan visto a que le den una oportunidad y, cómo no, sabemos que los que ya han podido disfrutarla, en general, no protestan si tienen que volver a verla.

los santos inocentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This