peliculas de al pacino

Las películas de Al Pacino obligatorias para cualquier cinéfilo

peliculas de al pacino

Si Al Pacino se hubiera retirado en 1980, se podría decir que ya había hecho lo suficiente como para ser considerado uno de los actores más relevantes del siglo XX. Eso no sucedió y, como resultado, los críticos y los amantes del cine hemos podido disfrutar de todavía muchas más películas de Al Pacino. No hay duda de que, ya más cerca de los 80 que de los 70, sigue siendo una de las grandes figuras de la interpretación de todos los tiempos, aunque también es verdad que ha hecho muchos trabajos muy flojos en los últimos años.

Muchos le consideran un adicto al trabajo, un genio, y un tipo que toma decisiones extrañas con respecto a los guiones que escoge. El problema es que muchos de sus fans también han tenido que fingir que esto no ha sido así y que, incluso en las peores películas de Al Pacino, hay algo defendible, aunque solo sea su interpretación.

Creo que todos tenemos claro que su mejor época, no solo por la calidad de sus papeles sino por la categoría de las películas en las que participó, fueron los años setenta hasta los primeros noventa. Por eso, a la hora de elegir las mejores películas en la filmografía de Al Pacino es difícil irse mucho más allá de esos años. Incluso yendo a razones subjetivas es complicado.

Así que, si nuestra elección de las películas de Al Pacino que creemos que todo cinéfilo debería ver más de una vez le queda muy lejana en el tiempo a los lectores más jóvenes, que no piensen que es una afrenta personal. Es, simplemente, el reconocimiento más justo que podemos hacer a la carrera de uno de los mejores actores de la historia que, en los últimos tiempos, ha tenido menos fortuna en sus decisiones.

Las mejores películas de Al Pacino en orden cronológico

El Padrino I, II y III (The Godfather parts I, II and III. Francis Ford Coppola; 1972, 1974, 1990)

peliculas de al pacino

Unimos estas tres películas porque, en el fondo, su trabajo responde a un único personaje que va evolucionando de una a otra. Se podría incluso excluir a El Padrino: Parte III de esta lista de las películas de Al Pacino imprescindibles, ya que, en comparación con las dos primeras, solo será recordada como una mala y tardía idea. Aún así, Michael Corleone sigue siendo el personaje que define el legado cinematográfico de Al Pacino. En la primera entrega, Michael es el forastero ansioso, plenamente consciente de lo que hace su familia, pero convencido de que puede permanecer alejado de su maldad. Al final de El padrino, sin embargo, aprende que la sangre es ineludible, lo que le lleva a uno de los finales más desgarradores de todas las películas: Michael se convierte en el rey, pero sacrifica su alma.

En El Padrino: Parte II muestra los efectos de esa decisión cuando pierde las últimas fibras de su decencia moral. En cuanto a El Padrino Parte III, bueno, es Pacino en plena tragedia shakesperiana, y la grandeza de su actuación está en consonancia con un monstruo que fue devorado por su propia ambición y crueldad hace mucho tiempo. El joven Michael es guapo, dulce y sensible, pero Pacino navega sin esfuerzo por las aguas más turbias, demostrando lo seductor que puede ser su poder. Nunca dejamos de sentir al buen hombre atrapado dentro del líder de este clan mafioso, y Pacino mantiene esa tensión entre la oscuridad y la luz, siempre haciéndonos esperar que Michael pueda liberarse.

Serpico (Sidney Lumet, 1973)

Este drama de Sidney Lumet pertenece a un género que merece más atención: el de las películas sobre un buen hombre que lucha contra un sistema corrupto. Al Pacino fue elección inmejorable para interpretar a Frank Serpico, un policía neoyorquino de la vida real que abrazó la contracultura mientras trabajaba en la aplicación de la ley, aprendiendo que había que pagar un precio por exponer el comportamiento poco ético de sus colegas y superiores. Serpico permite a Pacino desatar su ira en todas direcciones, pero, a diferencia de estos últimos años, cuando sus interpretaciones están mucho más sobreactuadas, aquí hay una furia controlada que es totalmente sorprendente. Como muchos de los héroes del cine de los años 70, en Serpico se ve a un lobo solitario, perfecto para un joven actor cuya hambre era palpable en cada fotograma.

Tarde de perros (Dog Day Afternoon. Sidney Lumet, 1975)

Basada en hechos reales, la otra gran película de Al Pacino que hizo Sidney Lumet trata sobre Sonny, un hombre que decide robar un banco para financiar la cirugía de cambio de género de su amante León (Chris Sarandon). En Tarde de perros, la furia estruendosa del actor se convierte en sí misma, dando como resultado un personaje que parece estar a punto de implosionar y que, una vez que su plan se tuerce, se encuentra claramente superado. Sonny no es un tipo muy inteligente, pero lo que lo hace fascinante es la forma en que Pacino exterioriza todos los sentimientos y pensamientos de su personaje.

El precio del poder (Scarface. Brian de Palma, 1983)

peliculas de al pacino

Al igual que con Atrapado por su pasado, es imposible hablar de El precio del poder sin reconocer la picardía de convertir a Al Pacino en una persona de color. En este caso, es Tony Montana, un matón cubano que lucha para llegar a la cima del tráfico de cocaína en Miami. La cultura ha absorbido tanto al personaje que la película permanece actualmente más como una colección de memes, chistes y referencias a la cultura pop que como una película real. Incluso criticar la actuación de Pacino parece temerario, pero después de todos estos años su hipnótico fanfarroneo sigue siendo fascinante. Y no lo olvidemos: el giro operístico de Pacino sirve a la visión de De Palma de que el capitalismo estadounidense se va al infierno en una ráfaga de balas y música pop de los años ochenta.

Glengarry Glen Ross (James Foley, 1992)

El año en que Pacino ganó el premio al mejor actor por Esencia de mujer, también fue nominado al premio al mejor actor secundario por Glengarry Glen Ross. En otras palabras: la Academia estuvo cerca de premiar a un actor con su mayor premio en una actuación legítimamente grandiosa, y los votantes eligieron la actuación equivocada. La exquisita adaptación de James Foley de la obra de David Mamet, ganadora del premio Pulitzer, sobre algunos vendedores despiadados, no es sólo una de las mejores películas de la década de 1990, sino un estudio todavía pertinente de la masculinidad tóxica y el sueño americano.

Todo el conjunto es magnífico, pero Pacino gana el primer premio haciendo de Ricky Roma, el suave e inteligente tiburón que gobierna el gallinero de una empresa inmobiliaria llena de asesinos descoloridos (Jack Lemmon) y tontos desdichados (Alan Arkin). Pacino es un placer diabólico en la película, seduciendo al ineficaz imbécil de Jonathan Pryce y luego explotando en la oficina de Kevin Spacey cuando el patán arruina su venta. Cada una de las blasfemias de Mamet es una sinfonía que sale de la boca de Pacino. Pero ganó por Esencia de mujer y no por esto.

Esencia de mujer (Scent of a Woman. Martin Brest, 1992)

peliculas de al pacino

Esencia de mujer es una de esas películas de Al Pacino sobre las que hay mucha controversia. La primera, es que resultó un título muy comercial, tal vez demasiado tramposo y, sobre todo, buscando el aplauso fácil del público. Además, se puede ver que todos los tópicos que un imitador buscaría sobre cualquier actuación de Pacino se juntan aquí como si fuera un sketch que resumiera todo lo peor de su carrera, incluso anticipándose bastantes años. Pero, sobre todo, porque le dieron el Oscar gracias a este papel y, por ejemplo, rechazando dárselo por la película que había hecho ese mismo año y que realmente mostraba un auténtico trabajo de actor.

Atrapado por su pasado (Carlito’s Way. Brian de Palma, 1993)

peliculas de al pacino

Hoy en día, una película protagonizada por Al Pacino como un criminal puertorriqueño no podría funcionar, especialmente considerando el acento exagerado del actor para el papel. Pero incluso con estos elementos, su trabajo en Atrapado por su pasado sigue siendo volcánico. Carlito Brigante es un tipo malo que intenta ser honesto, lo que por supuesto es mucho más difícil de lo que le gustaría. La segunda colaboración de Pacino con Brian De Palma no es tan popular como la primera, El precio del poder, pero en medio del mundo de violencia y desesperación de Atrapado por su pasado, hay un cansancio en su interior.

Carlito sabe que se está haciendo mayor y que los jóvenes punks que le pisan los talones pronto le alcanzarán, y Pacino trae esa oscura realización a la actuación. Ésta fue la primera de las películas de Al Pacino después de su Oscar por Esencia de mujer, y es fácil imaginarlo viendo a este asesino como una forma de reconectar con las películas duras y crudas de sus primeros años de actuación.

Heat (Michael Mann, 1995)

peliculas de al pacino

A nosotros nos gusta un poco más el lado ligeramente moderado, aunque mafioso, de Robert De Niro que el modelo de policía desquiciado y caótico de Al Pacino. Pero, igualmente, cuando hablamos de las películas de Al Pacino que han marcado a mucha gente que, por edad, no vio en su momento las películas setenteras, ésta es una absoluta referencia. De hecho, para muchos, aquí se ve al mejor Al Pacino de todos, y, también hay que decirlo, es una de las mejores películas de Al Pacino y de todos los años noventa.

Donnie Brasco (Mike Newell, 1997)

Tal vez ésta una de las actuaciones más tranquilas de Pacino, y también sorprendentes, en la que interpreta a un intermediario de la mafia que está al final de su carrera, oxidado, y tal vez un poco demasiado dispuesto a confiar en Brasco (Johnny Depp), quien resulta ser un informante del FBI. El vínculo entre los dos hombres es sorprendentemente conmovedor, lo que hace que sea mucho más trágico que Brasco probablemente vaya a hacer que maten a su mentor y amigo. La última escena de Pacino en esta película es de las más conmovedoras que haya hecho jamás, y lo peor es que no ha vuelto a hacer nada así en todos estos años.

El dilema (The Insider. Michael Mann, 1999)

peliculas de al pacino

Estamos acostumbrados a que en las películas de Al Pacino siempre sea él quien lleve las riendas. Por eso, es fácil subestimar el buen trabajo que hace aquí. La inteligente y apasionante exploración de Michael Mann sobre esa batalla de 60 minutos contra las grandes tabacaleras protagonizada por Lowell Bergman, un productor de televisión que necesita a Jeffrey Wigand (Russell Crowe), un ansioso ejecutivo tabacalero, para ayudar a denunciar un encubrimiento en toda la industria sobre la adicción de su producto. El atormentado Wigand y el orgulloso Mike Wallace de Christopher Plummer son los más acaparan la atención en El dilema, dejando a Pacino en un lugar aparentemente más discreto, pero igualmente admirable.

Insomnio (Insomnia. Christopher Nolan, 2002)

peliculas de al pacino

Cuando Christopher Nolan hizo su debut en los grandes estudios con Insomnio, remake de una película noruega, quería que su película tuviera esa aura de thriller clásico de Hollywood. Así que tenía sentido escoger a una leyenda de la interpretación para el papel de Will Dormer, un policía de Los Ángeles que investiga un asesinato en Alaska. Pacino le da al papel el carácter de toda una vida de trabajo y experiencia, y su ansiedad existencial se refleja en el paisaje desolado y nevado y en su incapacidad para dormir. Insomnio es la última gran actuación y, probablemente, la última que merece la pena entre las películas de Al Pacino. Al menos, hasta el momento, aunque ya han pasado unos cuantos años.

¿Cuáles son tus películas de Al Pacino favoritas?

Será difícil que puedas añadir muchas películas de Al Pacino a esta lista, ya que nos hemos esforzado en elegir las que más reconocimiento general le han dado, pero siempre hay hueco para gustos personales, fetiches y manías. Puede que tú le tengas especial cariño a alguna película de Al Pacino que no hayamos metido aquí, por lo que te invitamos a que nos dejes tus aportes en los comentarios y, por supuesto, los recibiremos con los brazos abiertos.

1 Comment

  1. Fernan Espinosa dice:

    Scarface, me parece un poco caricaturesco, pero ahí está la genialidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This