peliculas de berlanga

Películas de Berlanga: filmografía imprescindible de un gran director

peliculas de berlanga

Luis García Berlanga fue uno de los mejores directores españoles del siglo XX y, por extensión, de todos los tiempos. Desde mediados de los cincuenta hasta los años ochenta, las películas de Berlanga llenaron salas de cine y reunieron a familias delante del televisor. Todos en busca de historias bonitas, de humor inteligente y de una crítica social que conseguía superar a la estricta censura franquista que tanto empobreció las artes españolas durante gran parte del siglo pasado.

Para recordar su figura como se merece, y porque muchas de sus cintas siempre merecen un nuevo visionado, aquí queremos hacer un repaso a esas películas de Berlanga que consideramos imprescindibles. Tanto si te gusta el buen cine, como si eres un amantes del cine español, como si quieres conocer un poco más de la historia reciente de España, con estos títulos disfrutarás enormemente.

Esa pareja feliz (Luis García Berlanga y Juan Antonio Bardem, 1951)

La primera de las películas de Berlanga que recogemos aquí fue también su primer largometraje. En este caso, en compañía de otro grande del cine español durante el franquismo, Juan Antonio Bardem. Esa pareja feliz es una comedia que anticipa ya lo que van a darnos estos dos cineastas, a través del humor, mostrándonos una realidad social que muchos pretendían ocultar.

En el reparto, muchas caras muy conocidas, sobre todo la de Fernando Fernán Gómez, inconmensurable como siempre. Pero también otros nombres como Rafael Alonso, José Luis Ozores o Elvira Quintillá. En definitiva, una de las mejores películas españolas de posguerra, aunque muchas veces eclipsada por otras de las películas de Berlanga, como la que viene a continuación.

¡Bienvenido, Míster Marshall! (Luis García Berlanga, 1953)

peliculas de berlanga

Aquí estamos ante una de las mejores películas de la historia del cine español. Para muchos cinéfilos, entre las cinco primeras sin ninguna duda. Pocos aficionados al cine y pocas personas en nuestro país faltan por verla. Entendemos que para muchos de los espectadores desconocedores de lo que fueron esos duros años cuarenta y cincuenta en España haya aspectos que resulten sorprendentes o ininteligibles, pero seguramente la mayoría se entiendan con un mínimo de contexto.

La cara de Pepe Isbert aquí, uno de nuestros mejores actores, resulta inolvidable. Lolita Sevilla, Manolo Morán, Elvira Quintillá, Manuel Alexandre y muchos más rostros muy familiares que hacen que esta contundente sátira pase volando ante nuestros ojos mientras se graba en nuestro cerebro. Premio Internacional en Cannes y mención especial a un guion escrito, de nuevo, junto a Bardem.

Calabuch (Luis García Berlanga, 1956)

peliculas de berlanga

Berlanga se separa aquí de Bardem y se acerca a Italia para una coproducción ambientada en un pueblo mediterráneo llamado Calabuch. Aquí la crítica al régimen pasa por las sensaciones de ese personaje protagonista, un científico nuclear que huye y se esconde ante el uso e intereses que los regímenes políticos y militares quieren hacer de sus descubrimientos.

El protagonista en este caso es el americano Edmund Gwenn, aunque le vuelven a acompañar actores más conocidos por nuestros lares, como el mismo José Luis Ozores, Manuel Alexandre o la italiana Valentina Cortese.

Los jueves, milagro (Luis García Berlanga, 1957)

peliculas de berlanga

Se le daban bien este tipo de historias a Berlanga. Aquí vuelve a centrarse en un pequeño pueblo que se encuentra en horas bajas y al que apenas llegan visitantes. Pero la picaresca española, tan antigua como frecuente, busca una solución, inventándose unas apariciones religiosas, al estilo de lo que sucedió en Fátima, con el fin de revitalizar la actividad económica y social de la localidad.

Pepe Isbert vuelve a estar deslumbrante aquí, junto a Richard Basehart, Paolo Stoppa, Alberto Romea, Juan Calvo, José Luis López Vázquez o Mariano Ozores, entre otros. No es de las películas más famosas de Berlanga, pero sigue siendo disfrutable.

Plácido (Luis García Berlanga, 1961)

peliculas de berlanga

Considerada por muchos como una de las mejores comedias españolas de la historia y, por otros, como película de culto del cine español, Plácido es de las películas españolas que más nos pueden enseñar sobre esos años en los que la economía asfixiaba a tantas familias españolas.

Cassen, que hace aquí su primer papel en el cine y, a la vez, el más importante de su carrera, logra darle un toque tragicómico a su personaje que nadie que haya visto la película puede olvidar. Podría ser una película perfecta para ver en Navidad en familia, pero es tan buena que la dejamos en perfecta para cualquier ocasión.

El verdugo (Luis García Berlanga, 1963)

En la España del siglo XX, durante el franquismo, todavía estaba vigente la pena de muerte. Esto, por sí solo, podría dar mucho jugo en términos artísticos, para crear historias dramáticas, etc. Pero, claro, era complicado con una censura como la que se vivía por aquellos años. Solo a Berlanga y a Azcona se les podía ocurrir llevarlo a otro punto de vista, el de un verdugo, profesión de mal agüero para tantos y que aquí, a través de José Isbert (de nuevo) y de Nino Manfredi, adquiere un lado más real y humano.

Si la idea y el guion están ejecutados de maravilla en esta película, también hay que aplaudir las geniales interpretaciones de todos los actores principales, desde el propio Isbert y Manfredi a Emma Penella, José Luis López Vázquez o María Luisa Ponte, por nombrar algunos. En lo que a nosotros respecta, ésta es la mejor de todas las películas de Berlanga y, en la mayoría de los días, la mejor película española hasta el momento.

La escopeta nacional (Luis García Berlanga, 1978)

peliculas de berlanga

Berlanga se alejó un poco del cine durante los quince años que hay entre estas dos películas, haciendo solo tres largos y solo uno en España. Pero, para La escopeta nacional, ya tenía un poco más de libertad, al menos de modo oficial, para retratar y criticar sin ningún complejo todo aquello que más gracia le hacía o más le molestaba de la sociedad española.

De nuevo, un reparto glorioso, lleno de todos esos actores españoles que tanto nos han hecho disfrutar, desde José Sazatornil a José Luis López Vázquez, Antonio Ferrandis, Agustín González, Luis Escobar, Rafael Alonso… Divertidísima y primera de una trilogía que muchos siguen venerando décadas después.

Patrimonio nacional (Luis García Berlanga, 1981)

peliculas de berlanga

La siguiente película de Berlanga que consideramos imprescindible es la segunda de la trilogía nacional del director. Puede que no llegue a los niveles de la primera, pero mantiene un listón de humor y crítica social muy digno y divertido. De hecho, estuvo nominada a la Palma de oro en Cannes.

Luis Escobar, José Luis López Vázquez, Amparo Soler Leal, Mary Santpere o Luis Ciges son algunos de los nombres que vuelven a aparecer en escena aquí y que le sacaron más de una risa y una carcajada al personal. La tercera entrega, llamada Nacional III, no la incluimos entre nuestras películas de Berlanga favoritas, pero es garantía de diversión para los que hayan disfrutado de las dos primeras.

La vaquilla (Luis García Berlanga, 1985)

De nuevo con Rafael Azcona, y ya tocaba, una comedia sobre la Guerra Civil española. Pero no es un tratamiento dramático ni político sobre la misma. Vuelve, otra vez, a abordar la cuestión de la irracionalidad y de los sinsentidos de la guerra desde el punto de vista del humor. Y eso que en los ochenta del siglo pasado estaba mucho más cercana y con muchos partícipes aún vivos. Pero triunfó, como no podía ser de otra manera.

Se puede decir que es la última gran película de Berlanga, y en ella ya se combinan actores clásicos como Alfredo Landa y Agustín González con otros más contemporáneos, como Guillermo Montesinos o Juanjo Puigcorbé. Divertidísima, para ver sin complejos, sino con mucho humor.

Todos a la cárcel (Luis García Berlanga, 1993)

Cerramos nuestra lista de películas de Berlanga con una comedia coral que, aunque no llega a los niveles de sus grandes obras, sigue portándose bien con los espectadores y mantiene el toque berlanguiano que tanto caracterizó al cine de este maestro.

Muchísimos actores y personajes conocidos, tantos que casi parece un desfile de famosos, pero que cumple la función que le pedimos de entretener y divertir. A Berlanga le valió 2 Premios Goya, como Mejor película y Mejor director.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This