peliculas que hoy no se podrian estrenar

Películas que hoy no se podrían estrenar (y casi ni plantear)

peliculas que hoy no se podrian estrenar

Seamos claros. Con los tiempos que corren, de todo el cine que hemos visto en las últimas décadas y que hemos disfrutado a lo largo de nuestra infancia y adolescencia, hay muchas películas que hoy no se podrían estrenar. Es más, algunas de ellas, podrían resultar un proyecto loco solo de plantearse en una productora. En su momento, estas películas no supusieron ningún escándalo, y los temas que trataban o, incluso, defendían, estaban aceptados e integrados en el pensamiento común de la mayoría. Pero los tiempos cambian y, con ellos, las maneras de pensar.

Estas películas que hoy no se podrían estrenar reúnen algunos aspectos que son tachados de reprobables y, en los casos más exagerados, que están directamente prohibidos hoy en día. Muchas de ellas, de hecho, ya apenas se emiten en los canales de televisión y son muy pocas las plataformas que las incluyen en sus catálogos. Por este motivo, es probable que haga mucho tiempo que no las ves y puede que no te acuerdas de ellas. Así que, si tienes curiosidad o quieres flipar con lo que nos tragábamos antes y tan panchos, aquí va nuestra lista de películas que hoy no se podrían estrenar y apenas se pueden echar por la tele.

El nacimiento de una nación (The Birth of a Nation. D. W. Griffith, 1915)

peliculas que hoy no se podrian estrenar

Puede que sea una de las películas más antiguas de las que hemos hablado en este blog con un poco de detenimiento, ya que tiene más de un siglo. El nacimiento de una nación es una película que los cinéfilos y estudiosos del séptimo arte consideran de una influencia impresionante. Su concepto de la narración, tomando al largometraje como una historia única y cohesionada, además de la impresionante utilización que hace Griffith de los primeros planos, los flashbacks, la profundidad de campo, etc.

Pero, a pesar de su tremenda importancia en términos históricos y técnicos, también hay que decir que es una de esas películas que hoy no se podrían estrenar por la apología que hace del Ku Klux Klan y, lo que es peor todavía, la imagen de las personas de raza negra que, además de estar interpretadas por actores blancos con la cara pintada, reflejan una imagen verdaderamente despectiva.

Canción del sur (Song of the South. Harve Foster, Wilfred Jackson, 1946)

peliculas que no se pueden hacer hoy

La aportación de Disney a la lista de películas que hoy no se podrían estrenar viene, al igual que la anterior, determinada por su mensaje racista o, al menos, nada sutil con las personas de raza negra y la historia que tuvieron que sufrir durante tantos años. Tales fueron las críticas en las últimas décadas del siglo pasado que se puede decir que pocas personas de las generaciones más jóvenes han podido verla, ya que está completamente fuera de los circuitos comerciales y domésticos.

Todo sea dicho, si alguien tiene la oportunidad de verla, aunque sea solo por curiosidad, podrá admirar la buena factura técnica que tiene, con una perfecta unión entre los elementos animados y la acción real. De hecho, a pesar de estar realizada décadas antes a Mary Poppins (Robert Stevenson, 1964), o La bruja novata (Bedknobs & Broomsticks. Robert Stevenson, 1971), no tiene nada que envidiar a éstas en ese sentido.

Lawrence de Arabia (Lawrence of Arabia. David Lean, 1962)

peliculas que hoy no se podrian estrenar

La magnífica obra de David Lean es una de las obras maestras indiscutibles del cine clásico. Con un magnífico, puede que el mejor, Peter O’Toole, una impresionante dirección bajo una increíble producción y muchos otros aspectos técnicos, podemos decir que estamos ante una de las películas más influyentes de la historia. Pero también tenemos que admitir que es una de esas que hoy no se podrían estrenar, y no nos referimos a su extensa duración de casi cuatro horas, sino a los temas que aborda.

Y es que la película cuenta la historia real de un militar británico que intervino en el primer levantamiento árabe contra el Imperio turco, durante la Primera Guerra Mundial. Este militar, llamado T. E. Lawrence, aunque admirado por algunos, es odiado por muchos, y sus actos así retratados en una película podrían provocar grandísimas incomodidades diplomáticas o de relaciones internacionales.

El último tango en París (Ultimo tango a Parigi. Bernardo Bertolucci, 1972)

peliculas que no se pueden hacer hoy

Seguramente seamos los últimos en hablar de que El último tango en París fue una película muy polémica ya en sus fechas de estreno y, con posterioridad, después de las declaraciones de Maria Schneider, de Marlon Brando y del propio Bertolucci, sobre todo a cuenta de la escena de marras.

Esa escena, planificada o no en el guion, es motivo suficiente para considerarla como una de las películas que hoy no se podrían estrenar. Y el único motivo por el que podríamos recomendarla de verdad, el trabajo de Brando en ella.

Sillas de montar calientes (Blazing Saddles. Mel Brooks, 1974)

peliculas que hoy no se podrian estrenar

Mel Brooks fue una de las figuras del cine de humor de los setenta, y alguna de sus películas permanece hoy todavía como símbolo del cine de comedia de esa época. Solo hay que pensar en El jovencito Frankenstein (Young Frankenstein, 1974), que parodiaba sin complejos el clásico cine de terror en blanco y negro.

Aquí, en cambio, Brooks se dedica a darle una vuelta al género del western, que ya a mediados de los setenta daba muestras de severo agotamiento y ante cuyos tópicos muchos espectadores de los más jóvenes iban a disfrutar. Pero los chistes de Brooks, en su estilo, no tenían demasiado freno, y sus auténticas burradas racistas hacen que Sillas de montar calientes pueda considerarse una de las películas que hoy no se podrían estrenar. Incluso el mismo Brooks lo ha declarado así en más de una ocasión… times change.

Una extraña pareja de polis (Freebie and the Bean. Richard Rush, 1974)

peliculas que no se pueden hacer hoy

Los años setenta, como estamos viendo, fueron la cuna de un cine muy duro, en el que todavía no se andaban con chiquitas, y los guiones plasmaban situaciones que difícilmente hoy nos podríamos plantear incluso como chascarrillos en una barra de bar. Además de las comedias, las películas policiacas fueron una colmena de la que salían situaciones que hoy se considerarían más que bochornosas.

Una extraña pareja de polis podría beber de esas pelis duras de polis americanos como Harry el sucio (Dirty Harry. Don Siegel, 1971), o Serpico (Sidney Lumet, 1973), pero se queda en un conjunto de escenas de esas que escandalizan en cualquier situación pública. Incluso puede llamar la atención que sus dos actores principales, Alan Arkin y James Caan, estén presentes en un título que destila tan poca clase y que, dicho sea, muestra unas interpretaciones bastante pobres de ambos dos. Se puede ver, seguramente sin gran disfrute porque ha quedado muy desfasada, pero estamos seguros de que es una de las más evidentes películas que hoy no se podrían estrenar tal y como se hizo en su época.

La pequeña (Pretty Baby. Louis Malle, 1978)

peliculas que hoy no se harian

Louis Malle ya tenía fama de ser un director al que no le importaba proponer temas polémicos. A principios de la década de los setenta, ya armó bastante polémica con El soplo al corazón (Le souffle au coeur, 1971), en la que presentaba sin complejos ni juicios una película sobre la relación incestuosa de una madre con su hijo. Pero, más allá de la polémica de sus temas, su calidad como director era indiscutible, y eso le llevó a trabajar a Hollywood.

Para su primera película contó con un reparto muy atractivo, con Susan Sarandon y Keith Carradine, pero también con una Brooke Shields que ya comenzaba a despuntar en esto de la interpretación, a pesar de tener tan solo doce años. Lo malo, en realidad, es que el papel que aquí se le asigna va un poco más allá de lo que hoy consideraríamos aceptable en una película. Y es que La pequeña cuenta la historia de una niña que vive en un burdel, que tiene ese estilo de vida muy normalizado y que, a pesar de su pronta edad, cae en la prostitución infantil. Este tema le valió una califiación ‘R’ en Estados Unidos, un recorte en su metraje en el Reino Unido y una prohibición en varios estados de Canadá hasta mediados de los años noventa.

Su juguete preferido (The Toy. Richard Donner, 1982)

peliculas inestrenables

Ésta es la típica película que muchos adoran, incluso actualmente, pero pocos se atreven a reconocer, sobre todo en ámbitos donde la corrección política es poderosa. A nosotros siempre nos pareció una película familiar, simpática y muy entretenida, como muchas de las que protagonizó por aquellos años el ya fallecido Richard Pryor. Pero somos conscientes de que el argumento de ésta motiva que se la considere como una de esas películas que hoy no se podrían estrenar.

El problema viene del personaje interpretado por Pryor, que, por necesidad económica, acepta ser alquilado como juguete para entretener a un caprichoso niño rico. Más problema todavía si tenemos en cuenta que Pryor es de raza negra. En conclusión, un cóctel explosivo si lo abriéramos hoy y lo sacáramos a la gran pantalla con algún actor negro actual. Eso sí, hay que reconocer que los valores que transmite la película, que consiguen convertir a ese niño malcriado en un jovencito mucho más bondadoso, también tienen su fuerza. Y, por qué no decirlo, la versión original de esta película, la francesa El juguete (Le Jouet. Francis Veber, 1976) no ocasiona tantos complejos, tal vez por no ser tan famosa, tal vez por no tener a un actor negro como protagonista.

Escuela de jóvenes asesinos (Heathers. Michael Lehmann, 1989)

peliculas que hoy no se harian

Escuela de jóvenes asesinos es una de esas películas ochenteras que todos recordamos con cariño y diversión. Unos jóvenes Christian Slater y Wynona Rider y una simpática historia de adolescentes en el instituto teñida de arriba abajo de un humor negro impresionante han hecho de ésta un título de referencia para muchas personas.

La causa de que ésta sea una de esas películas que hoy no se podrían estrenar es que ese humor negro dirige a los protagonistas, sobre todo al personaje interpretado por Slater, a matar sin ningún remordimiento a todos aquellos compañeros de la escuela que le caen mal. Aunque se entendiera que estamos ante una historia de humor negro, tantos y tan trágicos acontecimientos de los últimos años hacen que éste sea un tema muy delicado y, probablemente, poco apropiado para tratar en una película actual.

South Park: Más grande, más largo y sin cortes (South Park – Bigger, Longer & Uncut. Trey Parker, 1999)

peliculas que hoy no se podrian estrenar

Lo de la crítica y la provocación a regímenes extranjeros incómodos o enemigos de la nación estadounidense es algo que se estila desde hace décadas en Hollywood. Pero hay que reconocer que no siempre ha tenido el mismo éxito ni la misma clase. Sea como sea, cuando hablamos de South Park y de sus creadores Parker y Stone, sabemos que no hay límites al humor ácido y corrosivo.

Su serie animada sigue emitiéndose dos décadas después, por lo que a muchos les parecerá que ésta no debería estar incluida en la lista de películas que hoy no se podrían estrenar. Por ese lado, tal vez. Pero hay que recordar lo que sucedió hace muy pocos años con The Interview (Evan Goldberg, Seth Rogen, 2014), cuyo estreno se vio interrumpido por graves amenazas, y eso que las coñas que se hacían del dictador norcoreano son auténticos masajes en comparación con lo que se veía en la película de South Park cuando salía Sadam Hussein en escena.

¿Qué otras películas que hoy no se podrían estrenar se te ocurren a ti?

Nuestros diez ejemplos no son los únicos, aunque es cierto que hemos intentado reunir películas que llamen la atención por algo más que una única escena. Y es que, si tenemos que hablar de momentos puntuales, las hay a miles, sobre todo en esos periodos del cine americano en el que el humor parecía no tener límites, las regulaciones sobre el maltrato animal no eran las actuales y la consideración hacia las personas homosexuales, de otras razas, culturas, etc. simplemente ni existían.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!