Regreso al futuro (Back to the Future)

Regreso al futuro (Back to the Future) es una película dirigida por Robert Zemeckis en 1985, producida por un Steven Spielberg en su máximo apogeo, y protagonizada por Michael J. Fox, Christopher Lloyd y Crispin Glover.

regreso al futuro posterEs una de las películas más recordadas de los años ochenta, por lo original de su trama, con viajes en el tiempo incluidos, por los dos personajes principales, sobre todo, y por numerosas escenas, situaciones y conversaciones que han pasado a la historia del cine como pequeñas píldoras de recuerdos para muchos cinéfilos, sobre todo los que la pudieron ver en su infancia o adolescencia.

Marty McFly (Michael J. Fox) es un adolescente que vive en Hill Valley en plenos años ochenta. Con una familia poco entrañable, sobre todo el triste padre (Crispin Glover) que sufre siempre los abusos de su jefe, y su madre, bastante raruna también, Marty suele pasar su tiempo libre con su novia y con su amigo el Doctor Emmett L. Brown (Lloyd), que no deja de ser un excéntrico científico un poco loco, con el pelo blanco alborotado y muy expresivo.

regreso al futuro

Emmett cita a Marty una noche para enseñarle su último invento: un coche con el que pueden viajar en el tiempo, gracias a un componente llamado condensador de fluzo. Pero hay problemas mientras llevan a cabo el experimento y el doctor queda herido mientras Marty acaba viajando a 1955, donde tiene que buscar al Emmett joven, mientras que también conoce a sus padres cuando tenían su edad. Todo esto tiene una dificultad añadida: Marty no puede cambiar ni alterar nada del pasado, porque podría poner en peligro su existencia en el futuro, o presente, como lo queramos llamar.

regreso al futuro

Regreso al futuro fue la película más taquillera de 1985, llegando a multiplicar su inversión en más de veinte veces, y eso que no fue una producción especialmente modesta. Su éxito a nivel social también fue enorme, con numerosas referencias públicas y una gran difusión en el vídeo doméstico posteriormente.

Cuatro años después se estrenó la segunda parte, que también logró una estupendas cifras de taquilla, aunque su presupuesto había crecido también. Y, por último, en 1990, salió la tercera y última parte, que fue la que menos recaudó de las tres, pero que ni mucho menos decepciona a los fans de la saga. Y es que las tres películas tienen una magia especial en términos de diversión y entretenimiento. No es extraño que las cadenas televisivas las sigan programando habitualmente, incluso preparando ciclos o maratones especiales, porque tres décadas después de su estreno, Regreso al futuro sigue siendo una película que siempre funciona.

 

Posts relacionados

4 Comments

  1. Carlos dice:

    Además, cada vez que las ponen hay algo que te deja ahí enganchado y que impide cambiar.
    Gran saga con la que crecimos y que por supuesto forma parte de nosotros.

  2. Es una de las películas que más he visto con diferencia. Si no la he visto al menos 30 veces es que no la he visto ninguna y como bien dice Carlos, cuando la ves en televisión te deja hipnotizado. También es una de las culpables de mi gran afición al cine. Saludos compañero.

    • pelicultista dice:

      Yo tampoco sabría decir cuántas veces la he visto, y serán muchas más si le sumo las veces que he visto las secuelas. Son películas imprescindibles en mi archivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!