repo man
repo man

Repo Man va de un chico que encuentra trabajo recuperando ilegalmente coches que no han sido terminados de pagar por sus dueños. Es un trabajo raro, que el chico, Otto (Emilio Estévez), realiza encantado, ya que su vida no estaba yendo por muy buen camino hasta entonces.

A su vez, Repo Man también va de un coche al que persigue la policía, unos punkis, y unos extraterrestres, y que tiene algo extraño en su maletero, que vaporiza a todo el que lo mira.

repo man posterNo es complicado enlazar ambas tramas, ya que Otto, y su jefe Bud (Harry Dean Stanton), se pasan el día enredando con coches por todos los rincones de la ciudad. Y, como es de suponer, ninguno de ellos se esperaba algo así relacionado con el cochecito de marras.

Las rarezas en la historia y las inesperadas situaciones que ofrece la película, además de la sencillez con la que Alex Cox la lleva a cabo, fueron sin duda un aliciente para que un sector del público la llevara a los altares, y más tarde consiguiera pequeños reconocimientos en premios secundarios. Su éxito en taquilla no fue muy grande, aunque consiguió amortizar el presupuesto invertido, que también era escasito.

Uno de los puntos fuertes de la película, siempre considerado por sus fans es la banda sonora, con una gran presencia de grupos punk, cuya estética encaja a la perfección en el look y el tono general de la película.

repo man

La participación de Harry Dean Stanton se agradece, y un Emilio Estévez tan jovencito es algo gracioso de ver hoy en día. Sí, señores, eran los años ochenta, y éstas son las cosas por las que los recordamos con cariño y nostalgia.

En definitiva, Repo Man es una película que, sin ser el típico título comercial ochentero que agradaba de manera fácil a una audiencia dócil, consigue entretener a base de situaciones inverosímiles, humor negro, y buena música.

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!