snatch
snatch

Snatch, cerdos y diamantes, o simplemente Snatch en su versión original, es una película dirigida por Guy Ritchie en 2000, y protagonizada por Brad Pitt, Jason Statham, Dennis Farina y Benicio del Toro.

snatch poster

La película aborda, de manera general, la búsqueda de un diamante desaparecido, en un conjunto de historias que abarcan apuestas, combates de boxeo, gangsters, gitanos y un perro con mucha hambre.

Entre toda esta amalgama de historias, inevitablemente, también tiene que haber un buen elenco de personajes, variopintos y muy peculiares. Entre todos ellos, y no porque sea el actor más conocido, seguro que todos recordamos el gitano interpretado por Brad Pitt que, con su peculiar acento y su impresionante manera de luchar, sólo quiere comprarle una caravana a su madre. Pero no sólo él hace la película, y sería injusto olvidar al cazarrecompensas Tony “Dientes de bala” (Vinnie Jones) o al Primo Avi (Farina).

El éxito de Snatch se centró, obviamente en el Reino Unido, país natal de Ritchie, y en Estados Unidos. La recaudación en estos dos países ya hizo muy rentable la inversión de los escasos 10 millones de euros, y también en el resto de países consiguió atraer a un público tal vez menos masivo, pero lo suficientemente entendido como para apreciar el innovador film que tenían delante.

Snatch fue, sin duda, la consagración de Guy Ritchie como un director de referencia en el cine contemporáneo, y también la consagración de un estilo personal de hacer cine y contar historias. Dos años antes se había estrenado con la también mítica Lock, Stock and Two Smoking Barrels, con la que Snatch tiene muchísimas semejanzas en cuanto a estilo visual y de reparto, y con la experiencia adquirida, mayor presupuesto, y actores más llamativos, consiguió una obra verdaderamente redonda, que supuso el inicio de una carrera bastante brillante hasta el día de hoy y que, también, influyó sobremanera en la manera de hacer y contar cine, sobre todo en el género del crimen y la comedia negra.

snatch

Unos cuantos años después, Snatch es un título de culto para muchos aficionados, y el mismo estatus ha conseguido Guy Ritchie, a pesar de que no todas sus películas han mantenido un nivel tan alto como ésta. Pero habrá que permanecer alerta, porque tropezones los tiene cualquiera, sobre todo cuando se espera tanto de él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Compártelo!