taxi driver robert de niro martin scorsese
taxi driver robert de niro martin scorsese

Taxi Driver es Travis Bickle. Es un hombre en el mundo, un taxi en la ciudad. El mundo puede ser muy complicado para un hombre, y la ciudad puede ser muy difícil para un transporte urbano. Sobre todo si el hombre no tiene noche y el taxi sólo tiene noche. Entonces tanto la ciudad como el mundo se vuelven oscuros, y uno busca conversación incluso con su espejo.

Digamos que Travis volvió de una guerra, la de Vietnam, con ganas de retomar una vida normal en Nueva York. Pero no contaba con que en la gran urbe se le iba a presentar otra batalla, la del insomnio, que le mantendría despierto, demasiado despierto, como para comprobar que la sociedad que tanto había echado de menos no era tan agradable.

taxi driver poster robert de niro martin scorsese

Póster de la película

Y, así, decidió afrontar la batalla conduciendo un taxi, ocupando su tiempo despierto en algo supuestamente útil. Pero plantear la lucha desde las entrañas oscuras de la ciudad no hizo más que abrirle más los ojos, porque por la noche es muy complicado enfocar, y ver cuán podrida estaba la gente a su alrededor.

Taxi Driver es una de las películas más famosas de las últimas décadas. Siempre se encuentra en las listas de las más reconocidas de su director, Martin Scorsese, y también es habitual recordar la impresionante actuación que aquí hace Robert De Niro. También actúa gente de la talla de Harvey Keitel, Cybill Shepherd e, incluso, una jovencísima Jodie Foster. Pero, excepto algúna puntualización sobre ésta, debido sobre todo a la temprana edad en la que ya apuntaba maneras, es el personaje de Travis el que acapara toda la atención. Bueno, y para los más cinéfilos, decir que el propio Scorsese también hace un par de pequeñas apariciones en pantalla.

Una de las anécdotas más famosas sobre Taxi Driver cuenta que su guionista, Paul Schrader, la escribió en cinco días, con una pistola cargada encima de su mesa para conseguir una mayor inspiración. Tal vez también se mirara al espejo de vez en cuando, aunque seguro que no pronunció las famosas palabras que Travis dice en esa escena, ya que esto fue algo completamente improvisado por De Niro, y que, sin duda alguna, demuestra la calidad que atesora como actor.

Taxi Driver estuvo nominada a los Oscar, y a los Globos de Oro, en varias categorías, pero lo más prestigioso que logró fue la Palma de Oro en Cannes. Parece mentira, hoy en día, que no se llevara más premios importantes. Pero es lo que suele pasar con muchas películas. Son tan buenas que la gente se asusta al principio, y luego las convierten en títulos de culto.

Posts relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!