top secret
top secret

Hola, me llamo Nick Rivers (Val Kilmer), y soy un cantante muy famoso. Soy, para que os hagáis una idea, casi tan famoso como Elvis, o Little Richard. Pero también trabajo como una especie de agente infiltrado en la Alemania Oriental. Por favor, no digáis nada, porque esto es todo Top Secret!

top secret movie posterY, en serio, aunque parezca que yo no soy tan famoso, sí lo soy. Al menos, en mi país natal. Mis canciones son auténticos éxitos, y yo soy todo un sex symbol. Cómo bailo, cómo canto, cómo actúo. Lo tengo todo. Por eso, a los hermanos Zucker y Abrahams se les ocurrió que yo podría protagonizar esta película tan mítica de los años ochenta. Pero, por favor, insisto, se supone que nadie sabe realmente lo que estoy haciendo, esto es algo Top Secret!

Resulta que yo voy invitado a un festival cultural en la Alemania del Este, pero allí hay un gobierno totalitario y yo, por cuestiones de amor con respecto a la bella Hillary (Lucy Gutteridge), termino colaborando con la resistencia francesa. Además, el padre de Hillary, el doctor Flammond (Michael Gough), necesita mi ayuda. Es lo que tiene ser una estrella internacional, que todos se fían de uno aunque no debieran. Pero, en serio, con estas canciones que canto y lo que se derriten las adolescentes, como para no hacerlo.

De todas maneras, y para que os hagáis una idea, los Zucker éstos son unos cachondos, y saben enfocar mi misión de una manera en la que todo parece una verdadera parodia de esas películas sobre estrellas de rock que tanto se llevaban en los años cincuenta y sesenta. Incluso sale Omar Shariff, tíos, ¡y bien puteado!

Aún así, por mucho que se lo tomen a coña, mis canciones son clásicos intemporales, y a todos enamoran. En serio, chicos, que yo me tomo muy en serio lo que hago, aunque estos señores con apellido judío no lo quieran así, y hagan de todo una broma tirando a pesada.

top secret val kilmerYa sé que para muchos cinéfilos de los que van de serios esta película les puede parecer una chorrada, pero, vamos, que lo único que queremos es pasar un buen rato, y creo que así lo hemos conseguido. Practicamos un humor que parece simple hoy en día, aunque conseguimos mantener ese matiz de rebeldía e irreverencia que tuvimos originalmente. Porque, de verdad, aquello que parecía políticamente incorrecto en los años ochenta lo sigue pareciendo también hoy, y eso que ya hemos visto de todo. Pero es que lo que tiene talento y originalidad acaba permaneciendo en el tiempo, para bien o para mal. Y éste es un caso en el que los que no tienen complejos, seguirán divirtiéndose. Y los que los tienen, en el fondo, también, porque los clásicos como Top Secret!, película que me lanzó a la fama, nunca caducan.

 

Posts relacionados

1 Comment

  1. Jaime dice:

    Que peliculón, sin duda es tan grande como Hot shots o Agarralo como puedas. Un gran clásico del humor absurdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Compártelo!