Vacaciones en Roma
Vacaciones en Roma

Vacaciones en Roma (Roman Holiday) es una película dirigida por William Wyler en 1953 y protagonizada por Audrey Hepburn y Gregory Peck. Considerada como una de las comedias románticas por excelencia, supuso la consagración de Audrey Hepburn como auténtica estrella de Hollywood y hoy es una película adorada por miles de cinéfilos de todo el mundo.

Los motivos para que esto sea así, y para que nosotros aquí también la recordemos y recomendemos, son muchos. Y es que Vacaciones en Roma es de esas películas con una personalidad especial, tan alegre y magnética como la que muestra su imagen más icónica, con los dos protagonistas a bordo de una Vespa por la ciudad milenaria. Por eso le gusta a tanta gente, porque da buen rollo y deja con muy buen sabor de ojos.

¿De qué va Vacaciones en Roma?

Vacaciones en Roma cuenta la historia de la princesa Anna (Audrey Hepburn), una joven de la realeza que, durante un viaje a la capital italiana, decide tomarse un tiempo libre, lejos de los protocolos y la formalidad a la que se ve siempre sometida. La verdad, no la culpamos. A su edad, a todos nos apetecía llevar la contraria y romper las normas, y ¿qué mejor sitio que Roma para hacer esto?

La cuestión es que ella es un personaje conocido y hay gente detrás de ella. Uno de ellos es Joe Bradley (Gregory Peck), un periodista americano que, ocultando su identidad, se hace amigo de ella y la acompaña en su real travesura por Roma, aunque con el objetivo de conseguir una entrevista y unas fotos exclusivas con las que triunfar profesionalmente.

El guion de Vacaciones en Roma lo escribió Dalton Trumbo, algo que fue una decisión muy valiente por parte de William Wyler, ya que este guionista estaba muy señalado por la Comisión de Actividades Antiamericanas. El guion lo tuvo que firmar otro escritor, Ian McLellan Hunter, que fue el encargado también de recoger la estatuilla del Oscar a Mejor argumento que recibió la película en los Premios de la Academia de ese año. Por suerte, esta injusticia se vio remendada en 1993, cuando la viuda de Trumbo recibió un Oscar póstumo por este trabajo a nombre de su marido.

El éxito de Vacaciones en Roma y de Audrey Hepburn

Vacaciones en Roma

El guion de Vacaciones en Roma no fue el único elemento de la película reconocido en los Oscar. De hecho, fueron siete las nominaciones que recibió, aunque finalmente solo venció en tres categorías: Mejor vestuario, Mejor argumento original y Mejor actriz principal, que recayó en Audrey Hepburn.

El de la princesa Anna era el primer papel verdaderamente protagónico de Audrey Hepburn y ya desde antes de comenzar la grabación de la película daba la sensación de que algo grande iba a suceder. William Wyler había soñado con Elizabeth Taylor y con Jean Simmons, pero estas actrices tenían otros compromisos y, ante el descubrimiento de Hepburn, se dio cuenta de la joya que tenía entre manos. El propio Gregory Peck, en un gesto de generosidad muy poco común en Hollywood, reconoció el gran talento y el excelente trabajo de la joven Audrey y pidió que su nombre figurara en el primer lugar del cartel de la película, para ayudarla a obtener un Oscar que se antojaba al alcance de sus pequeñas manos.

El reconocimiento de Vacaciones en Roma tras el estreno fue bastante inmediato. Un buen planteamiento, un buen guion, actores de primera y un director más que competente hacían que todo fuera fácil. Por cierto, es curioso que quien tenía los derechos para llevar esta película a la pantalla en origen era Frank Capra, quien los vendió al no verse capacitado para llevarla a cabo con el presupuesto que tenían previsto asignar, de millón y medio de dólares. Wyler sí lo hizo, y no podemos quejarnos del resultado, porque seguimos disfrutando de su creación muchos años después. Pero hay que reconocer que ésta podía haber sido una película perfecta para Capra y, seguramente, también hubiéramos tenido unas Vacaciones en Roma muy divertidas, aunque puede que visitando diferentes lugares.

¿Merece la pena ver Vacaciones en Roma?

Vacaciones en Roma

Si te estás haciendo esta pregunta es porque aún no la has visto. Pero, reconócelo, algo de curiosidad te ha despertado. Ya sea porque eres fan de Gregory Peck, porque te encanta Audrey Hepburn o porque nunca dices que no a una comedia romántica clásica, Vacaciones en Roma te espera.

Aunque no vamos a decir que se encuentra entre las diez o las cien mejores películas de la historia, estamos seguros de que no te vas a arrepentir de darle una oportunidad. Puede que, por la razón que menos te lo esperes, descubras una nueva película preferida o, en otro sentido, te entren unas ganas terribles de pasar unas vacaciones en Roma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This